Gobernadora emite Orden Ejecutiva para dar más oportunidad a dueños de PYMES y ONGs a competir por los fondos federales aprobados hoy por el Presidente Trump

Share with:


La gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó la Orden Ejecutiva 2020-037 para que las instituciones financieras puedan procesar en horario extendido, las solicitudes de organizaciones sin fines de lucro, así como de las pequeñas y medianas empresas locales, según definidas por la Small Business Administration (SBA, por sus siglas en inglés) para acceder al paquete de $484 mil millones en ayudas, aprobado anoche por el Congreso de los Estados Unidos y avalados hoy por el presidente Donald Trump.

“A raíz del estado de emergencia decretado, adoptamos varias órdenes ejecutivas dirigidas a controlar el riesgo de contagio de COVID-19, siendo la más reciente la OE-2020-033 que, entre otras cosas, regula las operaciones de las instituciones financieras. Tomando en consideración la potencialidad de la aprobación de fondos adicionales por parte del gobierno federal, y para maximizar las oportunidades para los empresarios puertorriqueños, estamos autorizando a que el personal de bancos y cooperativas necesario para procesar las solicitudes y trámites del programa de SBA-PPP puedan operar en horario extendido”, expresó la gobernadora.

Además, se autorizan operaciones y personal estrictamente necesario para visibilizar las gestiones directamente relacionadas a incentivos o ayudas económicas, a través de programas locales y federales, a las organizaciones sin fines de lucro y pequeñas y medianas empresas, según definidas bajo la SBA.

Asimismo, para las transacciones relacionadas a los fondos aprobados relacionados al CARES Act, las instituciones podrán operar en horarios extendidos en los lugares designados exclusivamente para esto, con el fin de maximizar las oportunidades de los solicitantes de Puerto Rico. Se establece que se deberán tomar todas las medidas de seguridad y protección, según la Sección 8va (“Medidas Cautelares”) para sus empleados, que sean necesarias, dando prioridad a aquel trabajo que pueda ser remoto, siendo sólo presencial en lo que sea necesario.

Vázquez Garced agregó: “Como parte de los esfuerzos dirigidos a mermar el efecto económico provocado por el cierre de operaciones debido a la pandemia de COVID-19 en los individuos y en los pequeños y medianos comerciantes, Puerto Rico estaba en espera de que el presidente Trump avalara un segundo proyecto de ayudas económicas a las pequeñas y medianas empresas a través del programa de SBA que fue aprobado ayer por el Congreso. Este paquete de ayudas económicas es parte del Coronavirus Aid Relief and Economic Security Act (CARES Act) dirigido a toda la nación americana para impactar aproximadamente a 30 millones de pequeñas y medianas empresas, el cual en su primera asignación de fondos se agotó rápidamente sin atender a gran parte de ellas. Se prevé que en esta ocasión los fondos persistan por menos tiempo, por lo que los recursos tienen que estar disponibles y no ser limitados en ningún sentido”. 

Actualmente, las cifras oficiales de SBA indican que 2,856 préstamos fueron aprobados en la isla, en su primera ronda de ayudas.   Los fondos de los primeros $349 mil millones se agotaron en tiempo récord (sólo 13 días).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*