Grupo Educamos le sale al paso al Grupo Ferré Rangel por opinión sobre cierre de semestre

Share with:


Ante la opinión del Grupo Ferré Rangel (GFR) con título: «Que no cierre el semestre», (END/3-mayo-2020) la organización sindical Educamos, reaccionó mediante comunicado de prensa indicando los siguiente:

«Que fácil es, desde la abundancia y la riqueza, opinar sobre las escuelas públicas del país

Llevamos semanas exigiendo el cierre de un tiempo lectivo improvisado, que es excluyente y que mantiene un ambiente maltratante a estudiantes, sus encargados y al magisterio. También hemos estado activos en el reclamo de la apertura de los comedores escolares en esta crisis humanitaria, cuando el hambre toca miles de puertas en el país. Desde el inicio de este tembloroso semestre dimos recomendaciones e hicimos denuncias ante la inacción del DE y del gobierno. Denunciamos el deterioro de las escuelas producto del abandono de sus facilidades físicas. Insistimos en la necesidad de hacer inspecciones para conocer la vulnerabilidad de las estructuras y la urgencia de un plan para corregir las fallas. Establecimos lo perjudicial a la salud que era tener miles de estudiantes, maestros y personal relacionado en lugares como el Complejo Ferial de Ponce. Dijimos que no se podía resolver con carpas, que había que abrir las escuelas que el DE cerró, esas que están en buenas condiciones y que algunas son sismo resistentes. EDUCAMOS está en récord.

Hoy nos preguntamos, ¿Dónde estaba el GFR en todas estas luchas? No los habíamos visto tan preocupados por los estudiantes como ahora. Verlos usar las estadísticas y parte de nuestros argumentos y las preocupaciones de los que realmente defienden la escuela pública, nos impresiona, pero no nos engaña. Veamos como usan los discursos:

(1) Indican que hay una dicotomía casi perversa, entre, abrir la economía y cerrar las escuelas en medio de la pandemia. Qué sugieren, ¿cuido mientras se reabre la economía?

(2) Indican que hubo un rescate del proyecto educativo después del huracán María y los terremotos. No, aquí no hubo un proyecto educativo después de María, ni luego de los temblores y mucho menos en medio de la pandemia. Si alguien hizo un gran esfuerzo ese fue el magisterio y demás personal de las escuelas, junto a las comunidades cercanas que recogieron escombros, habilitaron escuelas, se acoplaron a la división de salones o a la pérdida de salones luego de clausurar edificios afectados por los temblores, entre otros enormes sacrificios.

(3) Indican que ese proyecto educativo se hizo en carpas, en las casas y hasta en centros de convenciones. Eso es falso. No se trabajó un proyecto educativo, se atendió la ubicación de estudiantes; en carpas que donó Coca Cola, que ni se usaron y que sirvieron para acomodar a Alberto de la Cruz, presidente de esa empresa, en el “task force” económico de Wanda Vázquez, en las casas sin equipos y dejando fuera a miles de estudiantes y maestros y en centros de convenciones como el Complejo Ferial de Ponce con un contrato de $750,000 al municipio o a “Intertrade Development Group”. ¿Alguien sabe de ese contrato?, pues los estudiantes no se reúnen allí desde mediados de marzo.

Se equivoca el GFR, el mensaje de “resuélvanse como puedan” no se debe al cierre del semestre, es lo que dicen el Secretario de Hacienda y la Secretaria del Departamento del Trabajo cuando piden paciencia, ante su perversa ineptitud o lo que deja ver la Gobernadora cuando termina un mensaje y se burla del país. También nos recuerda al “such is life” en tiempo de Fortuño, o al “Puerto Rico sin puertorriqueños” de Llerandi en tiempos de Ricky Rosselló.

Causa suspicacia ver al GFR defendiendo la apertura de los comedores ahora, luego que hubo que llegar al tribunal. Ellos, los que cuestionaban nuestras palabras cuando denunciábamos que muchos estudiantes

solo tenían los alimentos del comedor. Ahora que van a abrir, gracias a la presión de grupos comunitarios, sindicatos y otros, ahora es fácil ser defensores.

Pero, quedan desenmascarados, con solo leer estas líneas del escrito en su periódico:

(a) “Que distinto hubiese sido si algunos comedores escolares se hubiesen mantenido abiertos, que las clases hubiesen continuado en carpas, en línea, en donde fuese…”

(b) “Que hermoso hubiera sido que …, nos hubiésemos unido en un gran proyecto del rescate de nuestros niños, además del rescate de nuestra economía. Si podemos abrir por sectores nuestra economía, por qué no continuar con el semestre escolar. Abiertos a las posibilidades, cerrados al miedo”.

(c) “…, que continúe el semestre, que no se cierre. Que continúen las actividades docentes y creativas durante el verano, preparando a padres, maestros y estudiantes a superar los traumas recientes”.

El GFR quiere escuelas abiertas, así como se abre la economía. Quieren tener abierto uno de los lugares más propensos al contagio, pero claro, son las escuelas públicas, las escuelas de los pobres del país. Y esa apertura sería con el acompañamiento de las famosas alianzas para la educación, esas que han probado andar tras la privatización del sistema educativo.

¿Saben cuántas veces y en qué contexto mencionaron al magisterio? Tres veces, como la traición; para preguntarse qué mensaje envía el gobierno a los maestros ante este cierre, para decir lo hermoso que sería que maestros retirados y activos estuviéramos en escuelas abiertas y para pedir que las actividades docentes y los maestros trabajemos el verano.

Qué podemos esperar de quienes no confían sus hijos a la escuela pública, auspiciaron el cierre de escuelas y critican nuestras luchas y reclamos.

Docente, la única manera de que nos respeten, es dándonos a respetar. Insistiendo en que la escuela pública es la escuela del pueblo y hay que defenderla. Insistiendo en que esta profesión merece un reconocimiento nacional, pues las manos de los maestros y maestras son las que preparan a los hijos e hijas de la Nación. Insistiendo en un salario justo y un retiro digno. Insistiendo en planteles cuidados y acondicionados, sin columnas cortas, ni escuelas colapsadas, ni carpas, ni centros de convenciones, en salones cómodos y equipados, con topes de matrícula por salón para poder individualizar y con la limpieza y la desinfección necesaria en y fuera de la pandemia.

1 Comment

  1. Indugnante que ahora recurran a las mentiras y el engaño. A lios riquitillos les llego su momento, pasa ran a la historia como traidores del Pueblo y la Patria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*