Gobernadora extiende toque de queda y revierte aperturas para evitar mayor propagación de contagios del COVID-19

Share with:


La gobernadora Wanda Vázquez Garced emitió hoy la nueva Orden Ejecutiva 2020-062, extendiendo el toque de queda y restringiendo las medidas implantadas para evitar la propagación del COVID-19. La misma se extenderá desde este sábado hasta el 11 de septiembre de 2020. 

“La pandemia de COVID-19 representa un escenario dinámico y cambiante en el cual pueden requerirse nuevas estrategias para disminuir la probabilidad de transmisión en la población mientras que se evita el colapso de nuestro sistema de salud. A pesar de las medidas restrictivas que ya habíamos impuesto, la tendencia ha reflejado un aumento en algunos de los indicadores utilizados para el monitoreo de la pandemia, un aumento progresivo en el número de casos diarios y en el número de fallecimientos”, expresó la primera ejecutiva.

Vázquez Garced apuntó a que el aumento registrado en casos de COVID-19 son casos asintomáticos o con síntomas leves, en su mayoría, por lo que las estrategias de mitigación del virus fueron reevaluadas.

“Todos los componentes de los sectores económicos tienen la obligación de integrar un proceso de auto fiscalización. Tenemos que lograr una transformación del comportamiento social respecto al virus”, agregó la mandataria.

Igualmente, la Policía de Puerto Rico trabajará en coordinación con las policías municipales alrededor de la isla para establecer planes de trabajo para hacer cumplir esta orden, incluyendo emitir una multa de $100 a toda persona que no use mascarilla, según dispone el Reglamento para Medidas Preventivas para el Manejo de la Pandemia del COVID-19 del Departamento de Salud.

El toque de queda permanece de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. Los domingos, los ciudadanos deben permanecer en su lugar de residencia o alojamiento 24 horas, salvo las circunstancias excepcionales dispuestas en la Orden. Sólo permanecerán abiertos los supermercados, farmacias para comprar medicamentos, gasolineras, ferreterías, servicios religiosos, y los restaurantes podrán operar exclusivamente mediante el modelo de servi-carro o entrega (“carry-out” o “delivery”) sin permitir comensales. En ningún momento se permite la aglomeración de personas en las afueras de los establecimientos.

Todos los ciudadanos deberán limitar las actividades sociales o agasajos familiares en lugares públicos y privados.

Las disposiciones relacionadas a la prohibición de consumo, venta y expendio de bebidas alcohólicas permanecen iguales: a partir de las 7:00 p.m., de lunes a sábado, se prohíbe el consumo, venta y expendio de bebidas alcohólicas en todos los comercios y establecimientos autorizados en esta orden ejecutiva. Los domingos se prohíbe el consumo, venta y expendio de bebidas alcohólicas en los comercios autorizados a operar durante todo el día.

Además, continuarán cerrados los establecimientos de venta de bebidas alcohólicas (bares, cafetines con permiso de uso de bebidas alcohólicas, “sport bars” y cualquier otro lugar análogo). También permanecerán cerrados cines, casinos, gimnasios, teatros, entre otros.

De lunes a sábado, los restaurantes podrán tener comensales en sus comedores con un límite de 25% de capacidad, tanto en el interior como en espacios abiertos. Se recomienda establecer sistema de reservaciones para evitar aglomeramientos, además de que no se permitirán las filas frente a los negocios.

Asimismo, se redujo de un 50% a un 25% la ocupación de los comercios que podrán operar dentro de los horarios permitidos en el toque de queda de lunes a sábado. Estos incluyen “laundry”, “laundromat”, negocios dedicados a la agricultura ornamental, entre otros.

Se prohíben las filas para entrar a estos establecimientos, se debe establecer un sistema para que los clientes esperen dentro de su vehículo.

Los centros comerciales de formato abierto, la ocupación máxima del interior de las tiendas del centro comercial no debe exceder del 25% de su capacidad. No obstante, los pasillos de los centros comerciales de formato cerrado tendrán una ocupación máxima de 1 persona por cada 100 pies cuadrados.

Los concesionarios de venta de vehículos de motor (“dealers”) deberán atender por cita de lunes a sábado, y las agencias de publicidad y museos podrán operar de lunes a sábado con ocupación de 25% máximo de capacidad.

La ocupación de las funerarias se redujo también de un 50% a un 25% de capacidad.

Las barberías, salones de belleza y estéticas podrán operar de lunes a sábado con cita previa en el horario permitido en esta orden ejecutiva.

Con relación a los eventos religiosos, la Orden establece que podrán llevarse a cabo durante los siete días de la semana, dentro de los horarios permitidos en el toque de queda. Se recomienda que toda iglesia, templo mezquita o sinagoga que tenga los recursos, realice sus servicios, misas, cultos o reuniones virtualmente. Aquellos que lo hagan de manera presencial, deberán cumplir con las medidas cautelares y el distanciamiento físico no excediéndose del 25% de ocupación máxima.

La industria y deporte hípico deberá reducir sus operaciones a un 25%.

Se autoriza el ofrecimiento de cualquier examen estandarizado, siempre y cuando se cumplan con las medidas cautelares y las normas de distanciamiento físico.

En cuanto a educación, las clases presenciales tanto en el sistema público de enseñanza, así como en los colegios privados, no comenzarán hasta tanto se evidencie una disminución en el reporte de casos diarios confirmados.

La Orden refuerza el cumplimiento de las disposiciones con la cooperación de la Policía de Puerto Rico y se reitera que el incumplimiento con la misma conlleva delito.

Finalmente, será obligación de cada patrono, incluyendo dueños de negocio, comunicar, inmediatamente, casos sospechosos y confirmados de COVID-19 entre su plantilla de empleados al Departamento de Salud a la siguiente dirección de correo electrónico: covidpatronos@salud.pr.gov

La mandataria reiteró su llamado a todos los ciudadanos indicando que, sin excepción, deberán dar estricto cumplimiento a las medidas cautelares respecto al uso de mascarillas, evitando la conglomeración de personas y respetando el distanciamiento social para evitar la propagación del COVID-19.

Vázquez Garced concluyó: “Miles y miles de puertorriqueños estuvieron atentos y pendientes a seguir las medidas cautelares y las precauciones para evitar el contagio del COVID-19. Lamentablemente, esos pocos que no prestaron importancia a nuestros llamados, fueron suficientes para que aumentaran los contagios y las muertes, por lo que tenemos que revertir algunas de las aperturas que habíamos permitido. El COVID-19 está presente y cada persona tiene que darle a esta pandemia la seriedad que tiene. Que quede claro, la salud y la vida de todos los puertorriqueños sigue siendo mi prioridad en estos momentos, y continuaré tomando las decisiones necesarias que nos aseguren la salud de todos”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*