SARS-CoV-2 o COVID-19 ¿PANDEMIA O PLANDEMIA? Una gripe estacional convertida en pandemia mundial

Share with:


Por: Pablo Hernández Parra

sofiaesteves44@gmail.com

30/01/2021

Esta es la primera vez en la historia de la humanidad que estamos creando nosotros mismos la tarea de, intencionadamente, y en un plazo de tiempo determinado.

En realidad se trata de transformar conscientemente la estructura económica mundial.

“Esta es probablemente la tarea más difícil a la nos hemos encomendado, que es transformar intencionalmente el modelo de desarrollo económico por primera vez en la historia humana.

1.- Joe Biden en la Casablanca

Las primeras medidas tomadas por Biden al asumir la presidencia de EEUU, fueron un claro pago por los favores recibidos. Reincorpora  EEUU a la Agenda 2030 de Paris, dándole un espaldarazo al fraude climático y anuncia de seguida el regreso de EEUU a la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esta manera Biden no dejaba ninguna duda de por qué  fue literalmente impuesto  y los intereses  de quienes lo colocaron en la Casablanca. Pero si el mensaje al exterior fue claro a los capitalistas de las partes interesadas del Foro Económico Mundial (FEM) y de la Elite Global del Poder (EGP) el mensaje dirigido a la población de EEUU, dejando a un lado el populismo de la ayuda a los desempleados y difiriendo para más tarde la recuperación de la economía y  creación de puestos de trabajo,  tuvo el mismo destinatario, concretar  los planes y negocios de las farmacéuticas y de la elite con la Pandemia en marcha.

En esa dirección  firmó  órdenes ejecutivas para enfrentar  la pandemia en el país, resaltando la necesidad de “actuar ahora”…. El virus está repuntando, ya sumamos 400.000 muertos pero podrían ser más, 600.000”, dijo el mandatario. Según el plan de Biden, se acelerará el proceso de vacunación comenzando con  100 millones de norteamericanos en 100 días, aumentar el número de pruebas, se utilizará legislación de emergencia para incrementar la producción de equipo esencial como mascarillas o cubre bocas. Obligatoriedad del usar tapabocas, distanciamiento social, exigencia de presentar pruebas de descarte del Covid para ingresar a EEUU, además de cuarentenas obligatorias. Y para rematar la faena,  Biden  se comprometió a contratar al tenebroso doctor Anthony Fauci,  como asesor médico en jefe del equipo encargado de COVID-19 en la nueva administración “… Cuando el doctor Fauci diga que tenemos una vacuna que es segura, ese será el momento en el que me presentaré ante el público y lo diré». , recalco Biden.

            Lo insólito de todo este plan y declaraciones son las argumentaciones basadas en  manipulaciones y mentiras  sobre el COVID19, sus cifras y sobre todo sus verdaderos objetivos. 

2.- ¿Pandemia o Plandemia?

            Las informaciones y cifras oficiales actuales  sobre el COVID19 en EEUU, proporcionadas por  los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del gobierno norteamericano sobre la temporada de influenza 2019-2020 nos servirán para dilucidar la incógnita.

El portal Infobae.com publicaba una información sobre el tema 

Estados Unidos alcanzó este martes 25.433.812 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 425.036 fallecidos por la enfermedad de la covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

           La Población  de EEUU en este momento se estima alrededor de 330.000.000 de habitantes. De los cuales en un año han sido contagiados 25.433.812 falleciendo 425.036. La tasa de letalidad del virus es 1,6%. En un año, 13 de cada 100 norteamericanos “supuestamente” han  contraído una enfermedad declarada por la OMS como pandemia mundial desde marzo del 2020, siendo EEUU el país más afectado por la misma. Las anteriores cifras, despierta  dudas sobre esta singular “pandemia” con semejante tasa de letalidad y de contagio. Los brotes epidémicos anteriores producidos por coronavirus (no fueron declaradas ni siquiera epidemias). Por ejemplo el SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE (SARS-COV 1)   presento una tasa de letalidad del 10%, Y el más grave, el SÍNDROME RESPIRATORIO DE ORIENTE MEDIO (MERS) tuvo una tasa de letalidad del 34,5%. Matemática y estadísticamente hay sobradas razones para dudar sobre la calificación como “pandemias” al SARS-CoV-2  o COVID-19 Y así como este virus no justifica la calificación de pandemia, menos puede explicar cómo una gripe hoy reconocida como “endémica” por la OMS,con una tasa de letalidad menor al Sida VIH, Ébola, el hambre, cáncer y otras “pandemias” no visibilizadas, pueden explicar el encierro que sufren  países enteros, principalmente en occidente, la crisis general desatada en America y Europa y particularmente la estrepitosa caída de la economía de EEUU, que sufrió la mayor descenso desde la segunda guerra mundial, en medio de la mayor aumento de riqueza y capital de las grandes compañías y fondos de inversión.

El 11 de marzo  la OMS decreta la pandemia mundial, en su discurso el Sr Tedros Adhanom anunciaba, que en  China y Corea, la epidemia se encuentra en claro declive.  China, donde supuestamente, se generó la pandemia, 15 días después, comienza a reabrir su economía, para septiembre el gobierno chino anuncia que espera convertirse en la primera economía del mundo antes del 2032y al cierre del 2020, fue una de las pocas economías que creció durante este fatídico año. Y esta cadena de cifras y  hechos, aumentan las reservas sobre los verdaderos intereses y objetivos detrás de la pandemia del SARS COV 2. 

3.- Adonde fue a parar la gripe estacional en EEUU 2020 2021

            Analicemos  las estadísticas oficiales de EEUU, sobre la gripe estacional  en el periodo de octubre 2019-abril 2020, buscando despejar estas dudas, los intereses y objetivos que se esconden detrás de  esta singular “pandemia” sus repercusiones en la economía de EEUU y papel de Biden en la tragedia.

    El 6 de octubre del 2020 la  página de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)  informaba 

  Estimaciones de la carga de la influenza durante 2019-2020  

            La actividad de la influenza en los Estados Unidos durante la temporada 2019-2020 comenzó a incrementarse en noviembre y se mantuvo constantemente alta a lo largo de enero y febrero.  La temporada se caracterizó por dos olas consecutivas de actividad, que comenzó con virus de la influenza B, seguidos de los virus de influenza A (H1N1) pdm09. En total los casos más notificados en esta temporada fueron de virus de la influenza A (H1N1)pdm09. La actividad comenzó a bajar en marzo, probablemente debido a las medidas de prevención comunitarias por los brotes de COVID-

La gripe estacional azota a los EEUU y en general al hemisferio norte,  a partir del otoño a finales de septiembre  hasta el inicio de la primavera en abril. Esta gripe  está suficientemente documentada, especialmente desde el 2010.  Por el informe  oficial de los CDC, la última ocurrida entre 2019-2020 no presento modificaciones y  siguió el curso esperado. Apareció  a finales de septiembre con el inicio del otoño, se incrementa en noviembre y finaliza en abril con la llegada de la primavera. Se mantiene alta a lo largo de enero y febrero. La temporada se caracterizó por dos olas consecutivas de actividad, que comienza con virus de la influenza B, seguidos de los virus de influenza A (H1N1) pdm09. 

            Por lo tanto era evidente que la segunda ola del COVID19 anunciada desde septiembre para finales de año y en especial en noviembre junto con el anuncio de Biden de un próximo aumento de los contagios, es una burda manipulación, anunciada y esperada desde la declaración de la “pandemia” por parte de  la propia OMS en marzo pasado. Es un ejemplo de  profecías autos cumplidos, que ya nos tienen acostumbrados estos modernos oráculos, empezando por el Sr Gates y la propia OMS. 

En cuanto a los síntomas  y características de la influenza en la temporada pasada, el informe de los CDC, ratifican los ya conocidos

            …Estos hallazgos destacan una vez más que los adultos mayores son particularmente vulnerables a presentar complicaciones graves a causa de la infección por el virus de la influenza. 

            ….también resalta que los virus de la influenza pueden afectar a personas de cualquier edad, y que las medidas de prevención, como vacunarse, son importantes para reducir el impacto de las epidemias estacionales sobre la población y el sistema de atención médica.

Sin embargo, la temporada de influenza que comenzó en el otoño del 2019, presento una importante variante como lo señala, el informe de los CDC

….La temporada de influenza 2019-2020 fue atípicaen el sentido de que fue grave para los niños de entre 0 y 4 años y los adultos de entre 18 y 49 años, grupos en los que las tasas de infección, consultas médicas, hospitalizaciones y muertes fueron más altas que las observadas en la temporada 2017-2018, que fue una temporada reciente con niveles de gravedad altos las tasas de hospitalización en adultos de entre 18 y 49 años fueron las tasas estacionales más altas desde la temporada 2017-2018 ….). Estos índices dan cuenta de aproximadamente 15 millones de casos de influenza en adultos más jóvenes (de entre 18 y 49 años), que es la cifra más alta de infecciones para este grupo de edad desde que los CDC empezaron a informar las estimaciones de carga de influenza en la temporada 2010-11….

Y aquí  hay un detalle importante, la temporada de influenza  2019-2020 en EEUU, fue una temporada fuera de lo común, con niveles de gravedad alto y particularmente  contagio a unos 15 millones de personas entre los 15-49 años. Y esta “anormalidad”, es importante tomarla en cuenta, por cuanto, tan pronto  apareció el COVID19 en China, se empezaron a producir noticias, sobre el virus, con informaciones que indicaban que este  ya circulaba en el mundo antes del 1 de enero. Posteriormente retomaremos estas anormalidades. Siguiendo con el informe de los CDC, encontramos otros datos importantes.

…Los CDC estiman que la carga de enfermedad durante la temporada 2019-2020 fue moderada, con aproximadamente 38 millones de personas que contrajeron la influenza,…  

Sin embargo, estas cifras de la influencia pueden ser mayores según los CDC por cuanto:

            La carga acumulativa de la influenza es una estimación de la cantidad de personas que se ha enfermado, ha consultado a un proveedor de atención médica, ha sido hospitalizada o ha fallecido como consecuencia de la influenza desde el  01 de octubre del 2018. Los CDC desconocen la cantidad exacta de personas que han estado enfermas y sufrieron los efectos de la influenza ya que no es una enfermedad de notificación obligatoria en la mayoría de las áreas de los Estados Unidos.  

           En consecuencia:

            Los CDC estiman* que entre el 1 de octubre del 2019 y el 4 de abril del 2020 hubo:

            39 000 000 – 56 000 000 de enfermos por influenza

            18 000 000 – 26 000 000 de consultas médicas por influenza

            410 000 – 740 000 casos de hospitalizaciones por influenza

            24 000 – 62 000 casos de muerte por influenza

            NOTA: La semana del 4 de abril fue la última semana que se proporcionarán estimaciones de la carga de la influenza para la temporada 2019-2020. *Como la vigilancia de la influenza no cubre todos los casos de influenza que ocurren en los EE. UU., los CDC ofrecen estos rangos estimativos para reflejar mejor la carga mayor de la enfermedad

El inicio de la temporada de la gripe estacional 2020-2021, también se caracteriza por otro “hecho atípico y grave”, a partir de septiembre en Inglaterra, Brasil, Sudáfrica comienzan aparecer “nuevas cepas modificadas” del SARS COV 2, con una característica poco común “es más contagiosa, pero menos letal”. Por lo que el encierro en Inglaterra y EEUU se recrudece, de manera inexplicable. Si con el virus original según la OMS, el 80% de las personas contagiadas no requerían de hospitalización, como es que esta cepa, menos letal exige más encierros.

Si  la cifra promedio estimada de contagios de influenza de la temporada 2019-2020 alcanzó los 47, 5 millones de personas contagiadas, la extrapolamos a la actual temporada de influenza, no se necesita ser un dechado en estadística, para comprender que los contagios por influenza en EEUU, fácilmente puede duplicar a los contagios por SARS COV durante un año. Pero, a esta posible manipulación del número de personas  contagiadas  con COVID 19, debemos agregar un dato estadístico importante sobre las muertes que desde EEUU se estan informando atribuidas al nuevo Ángel Exterminador.  

En junio pasado, CNN  informa sobre estadísticas de mortalidad en EEUU a partir del  2018,  último año para el cual hay datos finales disponibles. Entre las 10 principales causas de muerte entre todas las edades en Estados Unidos se destacan Enfermedad crónica de las vías respiratorias inferiores (159.486) y por  Gripe y neumonía (59.120), lo que totalizan 218.606 fallecidos por causas parecidas a las ocasionada por el SARS COV2. Y esta cifra, en el 2020 fácilmente ha podido ser superada, representaría el 51 % de los fallecimientos,  posiblemente atribuidos al SARS COV2, por lo que la letalidad  del virus se reduciría al 0,8% 

Una investigación desde EEUU conocida esta semana, arroja luz sobre la realidad de la Plandemia, especialmente de la manipulación de las informaciones y las estadísticas. Dada la importancia de la información la citamos extensamente

Investigadores de la Facultad de Medicina Carle Illinois de la Universidad de Illinois, informan que los «trastornos sociales y económicos disruptivos creados por la pandemia de COVID-19 han llevado a un exceso de muertes que son directa o indirectamente atribuibles al COVID-19». En otras palabras, no solo COVID-19.   MUERTES EXCESIVAS NO CAUSADAS POR COVID-19n Los  CDC sabían desde el principio de la pandemia que las muertes excesivas inexplicables en 2020 estaban más allá de las atribuidas  directamente al COVID-19.

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19 (1 de marzo al 30 de mayo de 2020), los Centros para el Control de Enfermedades informan un exceso de muertes inexplicables, particularmente en adultos de mediana edad, más allá de las atribuidas directamente al COVID-19, los adultos mayores no frágiles como anticipado. Si bien murieron muchos más estadounidenses de edad avanzada que adultos jóvenes, las cifras de mortalidad son significativamente más altas en 2020 que en 2019 solo para adultos de mediana edad, y solo debido a una patología no determinada por COVID-19.

Y para que no quede duda del uso político de la pandemia la información agrega

.La preponderancia de las muertes y los casos se produjo en ciudades grandes y densamente pobladas como la ciudad de Nueva York, Chicago, Illinois y Detroit, Michigan. La oleada eludió a las comunidades rurales durante este período. Políticamente, el Partido Demócrata domina en las ciudades y el Partido de la República en las zonas rurales de América. Sin embargo, sorprendentemente, según los datos de los CDC, el exceso de muertes no se debió a ningún coronavirus ni a certificados de causa de muerte mal codificados.

Los datos no explican por qué hay un aumento estadísticamente significativo en las muertes semanales inesperadas no causadas por COVID-19 en 2020 en comparación con 2019. Este informe se basó en los primeros datos provisionales proporcionados por los CDC, pero no se espera que las cifras finales varíen significativamente.

Los investigadores dicen: «La conclusión clave de este análisis es que el exceso de muertes en múltiples grupos de edad y género ocurrió más allá de lo que se ha atribuido al COVID-19». Muchas personas de diferentes grupos de edad y sexo murieron inesperadamente.

Esto significa que la vacunación sería inútil para sofocar el número de muertes atribuidas erróneamente a un coronavirus mutado. Los CDC tenían estos datos desde que los publicaron y deben haberlos conocido en las primeras etapas de la pandemia. .

Mientras estas cifras, no sean cruzadas y diferenciadas, hay sobradas razones, para analizar lo que hoy sucede tanto en  EEUU como en el resto del mundo, especialmente en Occidente como una PLANDEMIA y no como la “pandemia” que nos vende el Gran Hermano y su mago de la cara de vidrio con su corte de instrumentos y redes de control e idiotizacion. Este ejemplo del fomento deliberado de la ignorancia, donde se desinforma-informando, a través de los grandes medios de comunicación y difusión, han sustituido con creces a la religión y las iglesias en el arte del engaño, la mentira y el manejo de los miedos. Los sacerdotes, pastores y predicadores están sufriendo una dura competencia con los nuevos presbíteros del oscurantismo ideológico, conocidos como “locutores de noticia, periodistas bien informados, científicos premiados, políticos distinguidos o intelectuales de prestigios” especialistas en la promoción deliberada de la ignorancia (Agnotologia) todos asalariados al servicio de la manipulación y dominación social. Y esto sucede en EE.UU y Europa, que viven y padecen cada año los efectos de las gripes estacionales (continuara)

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*