Vacunas para salvar vidas sí, experimentos para matar seres humanos NO!

Share with:


          Ante la propuesta del Fondo Monetario Mundial, Organización Mundial del Comercio, Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud  con el apoyo de los gobiernos integrantes del G-7 de ponerle fin a la pandemia a cambio de vacunar a los pobres del mundo, propuesta contenida en el siguiente enlace: https://blogs.worldbank.org/es/voces/un-nuevo-compromiso-con-la-equidad-vacunal-y-la-derrota-de-la- pandemia?cid=ECR_E_NewsletterWeekly_ES_EXT&deliveryName=DM106316

          A finales del siglo XVIII Edward Jenner descubrió la cura contra la viruela y acuño el término de vacuna a su descubrimiento. Desde entonces, no se ha producido una invención en beneficio de la mayoría de la humanidad, como las vacunas. Hasta hoy   Las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad, previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas. Las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno.

https://www.fisterra.com/ayuda-en-consulta/informacion-para-pacientes/la-importancia- acunas/.

          Por lo tanto ni somos anti vacunas, ni nos oponemos a su aplicación en la cura de enfermedades.

          Pero,  ¿Son vacunas los actuales productos biogenesicos y bioquímicos que se le están inyectando a la población, especialmente en América y Europa?

          Oficialmente según la página oficial de la OMS, hasta hoy han sido aceptados como CANDIDATOS A VACUNAS, centenares de productos biogenesicos o bioquímicos, con un mínimo de ellos  que no supera la decena, que han sido recomendados por la OMS para ser utilizados como medicamentos de emergencia ante la situación existente, MAS NO SON NI LEGAL, NI CIENTÍFICAMENTE VACUNAS.

          Quienes les han otorgado el título de vacuna son los grandes medios de comunicación, por cuanto los organismos nacionales de salud que han permitido su uso, no pueden otorgar esa calificación a un producto médico, como la vacuna, por cuanto  hasta hoy este calificativo es una potestad de la OMS. Además, algunos de estos organismo, así como las farmacéuticas han reconocido en letras chiquitas, como todo récipe, que sus productos son experimentales. Especialmente, las vacunas como las de Pfizer y Moderna, basadas en la técnica del ARN mensajero, que jamás ha sido probada en humanos.

           Son las farmacéuticas y los grandes medios de comunicación a su servicio  quienes se han dado a calificar como  vacunas a un producto cuya capacidad de inmunización e inocuidad, a corto, mediano y largo plazo, como corresponde a una vacuna, no han sido comprobadas. Proceso que como es bien conocido, puede durar varios años.

          Esta condición de CANDIDATO A VACUNA, DE PRODUCTO EN FASE EXPERIMENTAL, lo puede comprobar, investigar y difundir la noticia ingresando a la página oficial de la OMS,en la cual se suministra la siguiente  información:

           “EL RASTREADOR Y PANORAMA DE LA VACUNA VID-19 COMPILA           INFORMACIÓN DETALLADA DE CADA VACUNA CANDIDATA  COVID-          19 EN DESARROLLO AL MONITOREAR DE CERCA SU PROGRESO A LO           LARGO DEL PROCESO”.  https://www.who.int/…/draft-landscape-of-covid-19. ….

          Esta es una información ofrecida por la OMS el 4 DE JUNIO PASADO (HACE TRES DÍAS),  el organismo mundial ratifica lo que desde abril del 2020 viene señalando: La información recibida de las farmacéuticas y laboratorios para elaborar una vacuna y revisada por la OMS se refiere a productos médicos  CANDIDATOS A VACUNA. 

          Según este último rastreador la OMS ha aceptado la información de  287 CANDIDATAS A VACUNA. 102 EN FASE CLÍNICA Y 185 EN FASE PRECLÍNICA. En el primer grupo de fase clínica, están todas las que se están usando actualmente en el mundo. Y hasta ahora en Venezuela, ninguna autoridad oficial o médica, menos periodistas o políticos, le han  informado debidamente a la población de  que forman parte, sin su consentimiento de un experimento médico, con efectos adversos, incluido la muerte. Esta elemental información que está presente en cualquier récipe de medicamentos de uso delicado, no se le informa a la población. Se le está inyectando una variedad de productos, que en principio no deberían ser combinados con otros, como irresponsablemente, algunos médicos o funcionarios de salud como en Méjico han hecho esas recomendaciones.

          Existen otras informaciones de la propia OMS que permiten rastrear el camino no muy santo que han recorrido estas “vacunas”. En la propia página de la OMS, desde abril del 2020 se vienen publicando informes  donde  no han dudado de calificar como CANDIDATOS A VACUNA  a todos los productos que los diversos laboratorios, farmacéuticas, universidades, etc han enviado. En abril del 2020, se publica el primer rastreador de candidatos a vacuna, donde la mayoría de las propuestas vienen de China y solo Moderna de EEUU presenta su disposición a trabajar en la vacuna. Deja demasiadas  dudas que en menos de 8 meses, se comenzará la “vacunación” de personas.

          Esta cronología se puede conseguir en la propia página de la OMS

          1.-DRAFT landscape of COVID-19 candidate vaccines – 20 April 2020. https://www.who.int/…/novel-coronavirus-landscape-ncov.pdf. .

           2.-DRAFT landscape of COVID-19 candidate vaccines – 10 December 2020

https://www.who.int/…/novel-coronavirus_landscape_covid….

          En Abril del 2021, solo la vacuna de Pfizer que se aplicaba en todo occidente, había logrado el visto bueno de la OMS, como producto de emergencia, más no como vacuna.

          En ese sentido una vez más alertamos  a la población y le recordamos a los gobiernos, políticos, empresarios, médicos, científicos, periodistas y en general a todos aquellos que están promocionando la vacunación masiva, los primeros 5 artículos del Código de Núremberg.

El Código de Núremberg

(Tribunal Internacional de Núremberg) 1946

          El gran peso de la evidencia ante nosotros demuestra que algunos tipos de experimentos médicos, en humanos, cuando se mantienen dentro de límites bien definidos, satisfacen -generalmente- la ética de la profesión médica. Los protagonistas de la práctica de experimentos en humanos justifican sus puntos de vista basándose en que tales experimentos dan resultados provechosos para la sociedad, que no pueden ser procurados mediante otro método de estudio. Todos están de acuerdo, sin embargo, en que deben conservarse ciertos principios básicos para poder satisfacer conceptos morales, éticos y legales.

          1) El consentimiento voluntario del sujeto humano es absolutamente esencial. Esto quiere decir que la persona envuelta debe tener capacidad legal para dar su consentimiento; debe estar situada en tal forma que le permita ejercer su libertad de escoger, sin la intervención de cualquier otro elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción o algún otro factor posterior para obligar a coercer, y debe tener el suficiente conocimiento y comprensión de los elementos de la materia envuelta para permitirle tomar una decisión correcta. Este último elemento requiere que antes de aceptar una decisión afirmativa del sujeto sometido al experimento debe explicarse la naturaleza, duración y propósito del mismo, el método y las formas mediante las cuales se conducirá, todos los inconvenientes y riesgos que pueden presentarse, y los efectos sobre la salud o persona que pueden derivarse posiblemente de su participación en el experimento.

          El deber y la responsabilidad para determinar la calidad del consentimiento recaen sobre el individuo que inicia, dirige, o toma parte del experimento. Es un deber personal y una responsabilidad que no puede ser delegada a otra persona con impunidad.

          2) El experimento debe realizarse con la finalidad de obtener resultados fructíferos para el bien de la sociedad, que no sean procurados mediante otros métodos o maneras de estudio, y no debe ser escogido al azar ni ser de naturaleza innecesaria.

          3) El experimento debe ser diseñado y basado en los resultados obtenidos mediante la experimentación previa con animales y el pleno conocimiento de la historia natural de la enfermedad u otro problema bajo estudio de modo que los resultados anticipados justifiquen la realización del experimento.

          4) El experimento debe ser conducido de manera tal que evite todo sufrimiento y daño innecesario sea físico o mental.

          5) Ningún experimento debe ser conducido donde hay una razón «a priori» para asumir que puede ocurrir la muerte o daño irreparable: menos, quizás, en aquellos experimentos donde los realizadores del mismo también sirvan como sujetos de experimentación.https://www.uchile.cl/portal/investigacion/centro-interdisciplinario-de-estudios-en-bioetica/documentos/76028/el-codigo-de-nuremberg.

          El Código de Núremberg vino a reforzar los principios que rigen  el  comportamiento ético en la labor de científicos, médicos y otros profesionales  ante sus pacientes, ante cualquier  ser humano y ante sus colegas. Y hoy sigue siendo el basamento legal y humano, contra todas estas practicas de salvajismo y barbarie, que se difunden como ejemplos de civilización y como practicas cotidiana según los defensores del llamado transhumanismo, como se llama hoy la nueva esclavitud del trabajo que se quiere imponer a nivel mundial.

          El Código de Núremberg fue publicado el 20 de agosto de 1947, tras la celebración de los Juicios de Núremberg (entre agosto de 1945 y octubre de 1946). En él se recogen principios orientativos de la experimentación médica en seres humanos. Vale la pena recordar:         Este proceso sacó a la luz un perverso sistema de destrucción de la conciencia social alemana, que, en su vertiente sanitaria, supuso la institucionalización de conductas criminales en materia de salud pública, higiene racial e investigación humana. En este torbellino se vio involucrada una considerable cantidad de profesionales de la medicina (piénsese que casi la mitad de los médicos alemanes estaban afiliados al partido nazi en un determinado momento del III Reich), además de otros agentes relacionados con la asistencia sanitaria, enfermería, industria farmacéutica, etc.https://theconversation.com/el-codigo-de-nuremberg-el-amanecer-de-la-bioetica-tras-los-crimenes-del-nazismo-137492.

          Ante esta situación que vive la mayoría de la humanidad sufriente y pensante integrantes del mundo del trabajo y del salario, es una obligación de todos reflexionar sobre este caramelo de cianuro ofrecido por los organismos internacionales y gobiernos a  los pobres del mundo.

           Te Quitamos la pandemia a cambio de que te vacunes. No olvidemos la segunda estrategia de manipulación de masas: Crea un problema, presenta una solución…. Y crea un problema mayor agregamos hoy

          Una propuesta inmoral, indecente y macabra no puede ser mejor redactada y firmada por los representantes políticos, financieros y sanitarios del capital.

          Nada de mejorar las condiciones de vida, acabar con  el desempleo, mejorar los salarios, restituir las libertades  democráticas o los DDHH. Solo vacúnate con cualquiera  de los productos experimentales  que te ofrecemos y después veremos qué pasa.

          Es indudable que el rechazo a la vacuna, está creciendo en occidente y tienen que buscar otros caminos para lograr el mismo fin: Reducir la población. Además la economía de occidente (Europa-America) es la que está llevando todo el peso del desastre y no solo son los muertos que ha ocasionado entre los de abajo, sino medianos y pequeños capitales se han ido a pique y solo crece la industria del crimen.

          Hay que analizar esta propuesta, no olvidando la ofrenda de los griegos después de 10 años de guerra y la muerte Aquiles, cuando dejaron un caballo de madera, como un regalo a Troya y sus habitantes que habían resistido el asedio. El error de los troyanos no fue quemar el Caballo afuera de la ciudad. Así que aprendamos de las derrotas

          En este contexto es que llamamos la atención a los trabajadores de todo tipo, a los asalariados públicos y privados y a los pobres en general a debatir y analizar la propuesta 

VACUNAS PARA SALVAR VIDAS  ¡Sí¡

EXPERIMENTOS PARA MATAR  SERES HUMANOS ¡No¡

         Si estás de acuerdo difunde, sino piénsalo

Anexo

Un nuevo compromiso con la equidad vacunal y la derrota de la pandemia

·KRISTALINA GEORGIEVA

·TEDROS ADHANOM GHEBREYESUS

·DAVID MALPASS

·NGOZI OKONJO-IWEALA

|01 DE JUNIO DE 2021

Una de las prioridades en los preparativos que se están realizando para la cumbre del G-7 que se celebrará la próxima semana en el Reino Unido es estudiar maneras de poner fin a la pandemia de COVID-19  y conseguir que el mundo se recupere de ella. Nos enfrentamos a retos urgentes.

A estas alturas ha quedado muy claro que no habrá una recuperación generalizada si no se pone fin a la crisis sanitaria. El acceso a la vacunación es clave para ambas cosas.

Se han producido avances impresionantes en el frente de la vacunación. Los científicos han creado múltiples vacunas en un tiempo récord. Una financiación pública y privada sin precedentes ha apoyado la ampliación de la investigación, el desarrollo y la fabricación de vacunas. Sin embargo persiste una peligrosa brecha entre los países más ricos y los más pobres.

De hecho, mientras que en algunos países prósperos se debate acerca de la administración de dosis de refuerzo a la población, la gran mayoría de las personas de los países en desarrollo, entre ellas incluso los trabajadores de la salud de primera línea, no han recibido la primera dosis. Los más desprovistos son los países de ingresos bajos que han recibido menos del 1 % de las vacunas administradas hasta la fecha.

Cada vez más, la pandemia se está desarrollando a dos velocidades, debido a que los países más ricos tienen acceso a las vacunas y los más pobres se están quedando atrás. 

La inequidad en la distribución de las vacunas no solo expone a un número incontable de personas al riesgo de infectarse por el virus, sino que también está permitiendo la aparición de variantes letales que acaban causando infecciones en todo el mundo. A medida que las variantes siguen propagándose, incluso los países con programas de vacunación avanzados se han visto obligados a imponer de nuevo medidas de salud pública más estrictas, y algunos han aplicado restricciones a los viajes. A su vez, la pandemia en curso está provocando una divergencia cada vez más profunda en las economías, lo que tiene consecuencias negativas para todos.

No tiene por qué ser así. Por eso hacemos hoy un llamamiento a favor de un nuevo nivel de apoyo internacional para la formulación y aplicación de una estrategia acelerada, coordinada y respaldada por una nueva financiación con el fin de vacunar a todo mundo. 

El personal del Fondo Monetario Internacional ha propuesto recientemente un plan con metas claras y medidas pragmáticas a un coste asequible. El plan se basa y apoya la labor en curso de la OMS, sus asociados en la iniciativa del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (Acelerador ACT) y su programa mundial de acceso a las vacunas (COVAX), así como la labor del Grupo del Banco Mundial, la OMC y muchas otras entidades.

Con un costo estimado de  USD 50 000 millones, el plan permitirá poner fin a la pandemia más rápidamente en los países en desarrollo, reducir las infecciones y la pérdida de vidas, acelerar la recuperación económica y generar unos USD 9 billones de producción mundial adicional para 2025. Es una victoria para todos, ya que alrededor del 60 % de los beneficios irán a parar a los mercados emergentes y las economías en desarrollo, mientras que el 40 % restante beneficiará al mundo desarrollado. Y esto sin tener en cuenta los inestimables beneficios para la salud y la vida de las personas.

¿Qué implica?

En primer lugar, aumentar nuestra ambición y vacunar a más personas con mayor rapidez: la OMS y sus asociados de COVAX han establecido el objetivo de vacunar al menos al 30 % de la población en todos los países para finales de 2021.  Pero se puede llegar incluso al 40 % a través de otros acuerdos y el aumento de la inversión, y al menos al 60 % para el primer semestre de 2022.

Para ello se requiere financiación adicional para los países de ingresos bajos y medios, la cual debe consistir de manera significativa en subvenciones y financiación en condiciones favorables. Para administrar urgentemente más dosis, hay que donar dosis inmediatamente a los países en desarrollo de forma sincronizada con los planes nacionales de despliegue de vacunas, en particular a través de COVAX. También es necesaria la cooperación en materia comercial para garantizar el libre flujo transfronterizo y el aumento del suministro de materias primas y vacunas acabadas.

En segundo lugar, es necesario asegurarse frente a los riesgos imprevistos, como la aparición de nuevas variantes que pueden requerir la administración de dosis de refuerzo. Esto significa invertir para incrementar en al menos 1000 millones de dosis la capacidad de producción de vacunas, diversificar la fabricación a regiones donde dicha capacidad es actualmente baja, compartir conocimientos y tecnología, ampliar la vigilancia de los genomas víricos y de la cadena de suministro y aplicar planes de contingencia para hacer frente a las mutaciones víricas o a la contracción de la oferta.

Es preciso eliminar todos los obstáculos que podrían impedir la ampliación del suministro y, por ello, hacemos un llamamiento a los miembros de la OMC para que agilicen las negociaciones encaminadas a encontrar una solución pragmática en relación con los derechos de propiedad intelectual. Por su parte, varios países de ingresos medios y bajos también están dando pasos para invertir en su capacidad interna de fabricación, que es fundamental no solo para poner fin a esta pandemia sino para prepararse para las que puedan llegar en el futuro.

En tercer lugar, será necesario impulsar inmediatamente la realización de pruebas y el rastreo de contactos, los suministros  de oxígeno, los tratamientos y las medidas de salud pública, acelerando al mismo tiempo el despliegue de las vacunas y la iniciativa del Acelerador ACT. La OMS, UNICEF, el Banco Mundial y Gavi han llevado a cabo evaluaciones de la preparación en materia de vacunas en más de 140 países en desarrollo, y han proporcionado apoyo y financiación sobre el terreno para preparar el despliegue de las vacunas.

¿Y el costo?

De los USD 50 000 millones, hay argumentos de peso a favor de subvenciones de al menos USD 35 000 millones. Los gobiernos del G-20 han enviado señales positivas y han reconocido la importancia de proporcionar unos USD 22 000 millones de fondos adicionales al Acelerador ACT para 2021.

Se necesita una financiación adicional de unos USD 13 000 millones para impulsar el suministro de vacunas en 2022 y seguir ampliando las pruebas, los tratamientos y la vigilancia. El resto del plan de financiación global—alrededor de USD 15 000 millones— podría provenir de los gobiernos nacionales con el apoyo de los bancos multilaterales de desarrollo, incluido el fondo de USD 12 000 millones del Banco Mundial para la vacunación.

Para que el plan funcione, hay dos requisitos adicionales: rapidez y coordinación. Se requiere una financiación inmediata, donaciones inmediatas de vacunas e inversiones y planificación preventivas inmediatas, en lugar de compromisos que pueden tardar en materializarse. Es esencial que todo esto esté disponible lo antes posible.

También se requiere una acción coordinada a nivel mundial, basada en una total transparencia en el proceso de adquisición y entrega. El éxito de la estrategia depende de que todas las partes —públicas, privadas, instituciones financieras internacionales y fundaciones— actúen conjuntamente.

Invertir USD 50 000 millones para acabar con la pandemia es, potencialmente, el mejor uso del dinero público que veremos en nuestras vidas.  Supondrá un enorme dividendo para el desarrollo e impulsará el crecimiento y el bienestar en todo el mundo. Sin embargo, la oportunidad se está cerrando rápidamente: cuanto más esperemos, más costoso será en cuanto a sufrimiento humano y pérdidas económicas.

En nombre de nuestras cuatro organizaciones, anunciamos hoy un nuevo compromiso para trabajar juntos con el fin de aumentar la financiación necesaria, impulsar la fabricación y garantizar el flujo fluido de vacunas y materias primas a través de las fronteras  para aumentar drásticamente el acceso a las vacunas y apoyar la respuesta sanitaria y la recuperación económica, lo que nos dará la esperanza necesaria.

Nuestras instituciones están dando un paso adelante para hacer realidad esta esperanza.

El FMI está preparando una asignación sin precedentes de derechos especiales de giro  para aumentar las reservas y la liquidez de sus miembros. La OMS está tratando de encontrar financiación para poder satisfacer las necesidades urgentes de su Plan Estratégico de Preparación y Respuesta y de la iniciativa del Acelerador ACT, mientras que el Acceso Mancomunado a las Tecnologías contra la COVID-19 (C-TAP) está incentivando el intercambio de conocimientos y tecnología. El Banco Mundial tendrá proyectos de vacunas en marcha en al menos 50 países para mediados de año, y la Corporación Financiera Internacional está movilizando al sector privado con el fin de impulsar el suministro de vacunas para los países en desarrollo. Por su parte, la OMC está trabajando en la liberación de las cadenas de suministro para que el plan tenga éxito.

Acabar con la pandemia es un problema solucionable que requiere una acción mundial, ahora. 

Unámonos todos y llevemos a cabo la tarea.

Este artículo de opinión fue publicado originalmente en The TelegraphWashington PostThe Times of IndiaAllAfricaAsharq Al-AwsatEl PaisO EstadãoLa RepubblicaDer SpiegelToronto Star, and Zum.

ENLACES RELACIONADOS

Respuesta del Grupo Banco Mundial a la pandemia de COVID-19 (coronavirus)

Apoyo del Banco Mundial para el acceso de los países a las vacunas contra la COVID-19 (i)

https://blogs.worldbank.org/es/voces/un-nuevo-compromiso-con-la-equidad-vacunal-y-la-derrota-de-la- pandemia?cid=ECR_E_NewsletterWeekly_ES_EXT&deliveryName=DM106316

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*