UPR desahucia estudiantes de otros países en tiempos de pandemia

Share with:


    COMUNICADO DE PRENSA

    En Puerto Rico la situación social y de salud ha cambiado drásticamente debido al COVID-19 (Coronavirus). La Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, cuenta con una amplia comunidad de estudiantes subgraduados, graduados y post- graduados hospedándose en sus facilidades.

    Lamentablemente, en estas últimas semanas se ha pedido a la comunidad estudiantil que desaloje los hospedajes y sus predios, incluyendo apartamentos y estudios de Plaza Universitaria, entre el 15 y 29 de mayo del año en curso. Muchos de estos estudiantes son extranjeros que no tienen dónde ir pues vienen a Puerto Rico a estudiar y trabajar en las diferentes facultades a las que pertenecen.

    Por la naturaleza de su estadía en Puerto Rico, no tienen familiares en la isla, por lo que entendemos que la determinación de la administración universitaria es atropellante, inhumana y carente de toda sensibilidad o juicio, creando inestabilidad emocional en estos momentos tan críticos para el país. Esta situación incómoda e intolerante deja mucho que decir sobre las prioridades de la institución y la importancia que realmente brindan a los estudiantes, quienes son la razón primordial de los centros docentes de primer orden en el mundo.

    Es importante recalcar que existen estudiantes cuyos mentores han ofrecido hospedarles en sus residencias, sin embargo, este asunto no es responsabilidad del mentor, sino que recae sobre la institución que ha recibido al alumno. Por tal razón, la Universidad de Puerto Rico debe responsabilizarse con tacto y sensibilidad de estos estudiantes que también aportan a la producción de conocimiento de la que la institución se enorgullece.

    Nuevamente, la Universidad de Puerto Rico les da la espalda a nuestros hermanos de otras naciones que llegan a estudiar a Puerto Rico, situación que se vivió de manera similar ante el paso de los huracanes Irma y María en el 2017.

    No podemos olvidar que estos estudiantes que residen en los hospedajes de la universidad continúan estudiando de forma remota, siguen desarrollando sus investigaciones sufragadas con fondos federales y trabajan como asistentes de cátedra dictando cursos. Esta situación coloca a los estudiantes extranjeros y residentes de los hospedajes universitarios en un estrés adicional al verse desahuciados a la fuerza sin tener a dónde ir en medio de la pandemia que afecta a Puerto Rico y al mundo.

    Simultáneamente, podría existir la posibilidad de que estos estudiantes regresen a sus países de origen. Aún así, la situación de urgencia que vivimos pone en entredicho semejante posibilidad ante el riesgo de salud que representa que estos alumnos tomen un avión, no solo para con ellos, sino también con sus familias ante la posibilidad de contagio. Otros estudiantes simplemente no cuentan con el dinero para comprar un boleto de avión, ya que esto representa un gasto adicional que no estaba contemplado para este semestre.

    Añadido está, que estos estudiantes no cualifican para las ayudas económicas provistas por la universidad. Esto entonces los pone en una posición donde se les puede imposibilitar incurrir en gastos por encima de los previstos para invertir en vivienda.

    Con respecto a esta situación, hacemos un reclamo a la Administración Central de la Universidad de Puerto Rico y al rector del recinto de Río Piedras, el Dr. Luis A. Ferrao Delgado, para que sean solidarios con nuestros estudiantes y huéspedes. Nos encontramos en momentos de crisis nacional y global, por lo que, de cerrar operaciones, la UPR debe procurar alternativas eficientes, seguras y éticas para nuestro estudiantado.

    No se vale exponer y mercadear a nuestra institución como un destino de primera para estudiantes nacionales e internacionales y luego dejarlos desamparados en momentos en que la universidad debería crecerse y mostrar su riqueza y el legado centenario de hermandad. Los escudos que descansan bajo la Torre de la Universidad no deben ser meramente decorativos.

    2 Comments

    1. En caso de que la Universidad no se sensibiliza ante la situation yo ofrezco para dos personas mi casa. Estoy en Mayagüez y soy extrajera y entiendo la situation de los estudiantes extranjeros. Ademas en el caso que ellos pudieran regresar a sus países uno no puede porque los pasajes están 5 veces mas de lo
      Que cuenta y muchos gobiernos no estan permitiendo entrar al pais.

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo no será publicada.


    *