Empleados del Municipio de Santa Isabel habilitan hogar de envejeciente abandonado

Share with:


     Además de desinfectar y limpiar la residencia, también le asistieron en sus necesidades básicas 

    “Gracias a Dios me siento bien”, así contestó “Guillo” como los vecinos conocen a Luis Guillermo Torres, residente del barrio Ollas de Santa Isabel, luego de que empleados municipales llegaran a su residencia para habilitarla y atender sus necesidades básicas, según informó el alcalde de Santa Isabel, Enrique “Quique” Questell Alvarado. 

    En medio de la emergencia que atraviesa el país por la pandemia del coronavirus COVID19, el personal comenzó con la limpieza y desinfección de la casa y el desyerbo del patio. 

    “El legislador municipal José Colón García nos refirió el caso y nosotros procedimos a enviar nuestro personal a atender la situación. Se comenzó a trabajar con la limpieza, la atención a la condición física del envejeciente. Luego se pintó la residencia, se le instalaron dos puertas nuevas, una cama de posición y un baño portátil para su comodidad”, informó el Alcalde. 

    “Para mí es importante que nuestros residentes tengan calidad de vida y continuamos haciendo las gestiones para lograrlo”, añadió.

    Luis Guillermo Torres, de 66 años es amante de la música típica y lleva toda su vida en esa comunidad. 

    “Nos dimos cuenta de las condiciones tristes en las que vivía este ciudadano y que no tiene mucho apoyo así que nos comunicamos con el municipio para ver qué podíamos hacer. Agradezco a los vecinos que nos avisaron y la respuesta ante esta situación”, mencionó el legislador municipal Colón García. 

    El alcalde además mencionó que se le entregó a “Guillo” ropa, zapatos, ropa de cama y se le dará seguimiento para atender cualquier otra necesidad que presente. 

    En estos momentos se encuentran trabajando para habilitar la residencia, luego buscarán construir un baño permanente y gestionar a través del Departamento de la Familia los servicios de agua y luz. También se está gestionando el servicio de ama de llaves.

    “Aprovecho para hacer un llamado a mis compueblanos a que, si identifican una situación en la que podemos intervenir para mejorar la calidad de vida de alguien a que se comuniquen a mi teléfono, 787-445-2012 para canalizar las ayudas. También exhorto a los hijos y familiares de envejecientes a que más que nunca estén pendientes de sus necesidades. El distanciamiento es físico, no emocional. Hay que seguir atendiendo a nuestros viejos y cuidándolos”, concluyó el Alcalde. 

    Be the first to comment

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo no será publicada.


    *