¿Por qué un Policía mató a Hernán Monroig Barreto el día de Navidad?

Share with:


Hernán Monroig Barreto tenía 41 años cuando fue asesinado por un policía de Puerto Rico el 25 de diciembre de 2019. Según la versión de la Policía, Hernán impactó el vehículo del Agente Raymundo González Candelaria, quien iba acompañado de su familia durante la madrugada del día de Navidad en Bo. Corrales, Aguadilla. 

Según el oficial González, luego del impacto, cuando se acercó a Hernán, este alegadamente lo golpeó con un objeto contundente. El Policía, quien se encontraba fuera de sus horas de trabajo, le disparó 3 veces, provocándole la muerte. Se desconoce qué ocurrió entre el momento en que se produjo el choque y el momento en que alegadamente Hernán golpeó al agente. Pero mientras el oficial salió con un hematoma leve en el brazo, Hernán murió al momento.

En este video de Kilómetro Cero, la familia Monroig Barreto pide justicia para la memoria de su hermano y exige poder ver un video recopilado en la escena . 

«Todos los agentes de la seguridad pública tienen que estar adiestrados para intervenir en conflictos con personas sin matarlas», dijo Mari Mari Narváez, directora ejecutiva de Kilómetro Cero. «La Policía no tiene licencia para matar. Ante una situación tensa, los oficiales están obligados a utilizar estrategias NO violentas para apaciguar, especialmente cuando la persona intervenida no porta un arma de fuego. Los policías NO pueden escalar las situaciones ni utilizar el arma de fuego ligeramente. Solo pueden utilizar fuerza letal si es estrictamente necesario para defender la vida».  

Entre los años 2018 y lo que va de 2020, al menos 27 personas murieron por uso de fuerza policial en Puerto Rico.   

A los responsables de estas muertes en Puerto Rico, no se les han radicado cargos criminales ya que, generalmente, el Estado argumenta que fue en “legítima defensa” y los fiscales no someten los cargos. 

«Si bien la violencia de Estado, así como las dinámicas raciales y de clase tienen su propio contexto social y político en Puerto Rico, la ausencia de mecanismos de rendición de cuentas y la perpetuidad de la impunidad son situaciones que están en un estado de mucha más precariedad en nuestro país», advirtió Mari-Narváez. 

¿Por qué decimos esto? 

● Porque, contrario a Estados Unidos, en PR no existen entidades independientes que supervisen ni investiguen las acciones ilegales o excesivas de la Policía;

● Las personas deben querellarse contra los agentes en la propia agencia, lo cual no ofrece un proceso justo y neutral sino que produce investigaciones sin rigurosidad alguna según expresado recientemente por el propio monitor federal de la Policía;

● No hay aún en la sociedad una cultura de grabar las intervenciones fatales de los agentes de la seguridad pública. 

  • Desde que se aprobó la ley PROMESA, las reclamaciones judiciales civiles contra el Estado se han limitado extraordinariamente, logrando incluso su paralización. La ley PROMESA protege al Estado contra demandantes que persigan compensación económica por daños y perjuicios ocasionados antes de 2017. Sin embargo, los casos posteriores a esa fecha se han visto igualmente afectados. Esto coloca al pueblo de Puerto Rico en un arrinconamiento anti-democrático insostenible, donde no existen opciones de reparación para las personas que sufren la violencia de Estado.

De al menos 17 personas que la Policía ha matado en nuestro país desde 2019:

-11 NO portaban armas de fuego

-8 NO portaban arma alguna.

-2 eran personas que atravesaban crisis de salud mental

-9 tenían 25 años o menos

-Todos pertenecían a sectores marginados socioeconómicamente

«Puerto Rico necesita una Policía profesional, constitucional, con perspectiva de derechos humanos y que sirva solo en los ámbitos estrictamente necesarios de la seguridad pública como es la criminalidad», añadió Mari.

En Kilómetro Cero abogamos por:

  • Investigaciones administrativas y criminales independientes sobre toda conducta delictiva e impropia de parte de agentes a cargo de la seguridad pública. Las investigaciones administrativas debe llevarlas a cabo una entidad autónoma de la Policía con amplia participación ciudadana y peritaje técnico, como ocurre en cientos de ciudades y países en todo el mundo. Las investigaciones criminales debe efectuarlas una fiscalía especial para delitos de funcionarios de seguridad pública o División de Derechos Civiles.
  • Que se presenten cargos criminales a los agentes que abusan de la fuerza, violan las políticas constitucionales de la agencia, ejecutan castigos ilegales contra la ciudadanía y exhiben negligencia crasa en el desempeño de sus funciones.
  • Legislación de avanzada que regule el uso de fuerza de los agentes de la seguridad pública.
  • Procesos rigurosos de supervisión del uso de fuerza en la Policía de Puerto Rico a nivel interno.
  • Transparencia absoluta en la información.
  • Creación de un sistema de respuesta social de emergencias (911) que NO envuelva automáticamente a la Policía para atender casos de grupo vulnerables como, por ejemplo, personas con la salud mental comprometida, personas sin hogar, usuarios de drogas, niños y niñas, entre otros. Esta respuesta debe envolver a especialistas como trabajadores sociales, paramédicos y profesionales de la salud. 

El trabajo de la Policía no es matarnos.

Kilómetro Cero es una organización sin fines de lucro que aspira a un Puerto Rico donde el Estado proteja la vida humana, la libertad y la dignidad, para una sociedad más justa y democrática. Como parte de sus áreas programáticas, realiza investigaciones periódicas sobre violencia del Estado, documenta casos y aboga por la reducción del uso de fuerza y la represión del Estado.

Para más referencias sobre el caso de Hernán, visite https://www.kilometro0.org/cuentame/hernan-monroig-barreto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*