Vega Alta celebra este sábado su segunda exaltación al Salón de la Fama del Deporte, 23 destacados vegalteños serán reconocidos

Share with:


El alcalde de Vega Alta, Oscar ‘Can’ Santiago Martínez anunció que este sábado, 10 de octubre, se celebra la segunda exaltación al Salón de la Fama del Deporte Vegalteño, iniciativa que inició el pasado año con la inauguración de dicho espacio público. El mismo sirve además de sala de exposiciones de memorabilia única que fomenta la educación y las diversas manifestaciones deportivas de dicho municipio, cuna de grandes estrellas del deporte.
La actividad se celebrará con todas las disposiciones de distanciamiento físico y salubridad en el Estadio Julio ‘Papo’ Dávila, comenzando a las 6:00 de la tarde. “Allí recibiremos a los homenajeados en el terreno de juego y sus familiares, en un número limitado, estarán en las gradas. Para efectos de protección, no recibiremos público en general, y para ellos hemos preparado una transmisión en vivo por la página de Facebook ‘Somos Vega Alta’. Por ese medio podrán disfrutar de todas las incidencias de esta actividad”, explicó Santiago Martínez.
El evento se le dedica al equipo de béisbol Los Maceteros del 1960 por su sexagésimo aniversario y al equipo de Ponderosa de 7 a 8 años, quienes ganaron el Campeonato Mundial de Pequeñas Ligas en el año 1990. “También informamos que en las facilidades del Salón de la Fama, ubicado en el Complejo Deportivo de la Urbanización Las Colinas en el centro urbano, se dedicará una sección a los Vegalteños en las Grandes Ligas, ya que somos uno de los pueblos donde más peloteros se han generado”, añadió el alcalde.
El compromiso de Santiago Martínez con el deporte se fortalece con el tiempo, pues antes de tomar las riendas del municipio, dirigió el Departamento ds Recreación y Deportes a nivel municipal, y además se destacó como deportista y árbitro de voleibol.
Los destacados este año son los siguientes:
1. Jorge (Yiyo) Arroyo – Béisbol2. Gilberto (Berto) Agosto – Béisbol3. José (Jochy) Pérez – Béisbol4. Ismael (Trucutú) Oquendo – Béisbol5. Mario (Mayón) Miranda – Béisbol6. José (Cheo) Sevillano – Béisbol7. Jacinto (Martillo) Camacho – Béisbol8. Reyes Jedan Figueroa – Béisbol9. Francisco (Toco) Córdova – Béisbol10. Julio Francisco (Papo) Dávila – Béisbol11. Héctor Flores Pantoja – Béisbol12. Alejo Molina – Exaltado en Béisbol13. Andrés (Pelota) Hernández Cox – Balonmano14. Genaro Castellanos – Boxeo15. Luis Manuel (Magüe) Santana – Baloncesto16. Jedan Figueroa Cabrera – Artes Marciales17. Juan Rivera Rodríguez – Lucha Profesional18. Víctor M. Marchand – Promotor del Deporte19. Luis Mario Zambrana – Promotor de Béisbol20. Gloria Kuilan Claudio – Promotora de Béisbol21. Luis R. (Panamá) Vega – Promotor de Béisbol22. Félix (Felo) Matta – Promotor de Béisbol23. Luis A (Güisin) Miranda – Promotor de Béisbol Biografías de los homenajeados en la Segunda Exaltación Salón de la Fama del Deporte Vegalteño:
1. Gilberto (Berto) Agosto – (Béisbol) Nace el 15 de septiembre de 1949. Jugador de béisbol con excelentes habilidades, comienza a los 14 años a jugar en la Liga Rural para el equipo del barrio Pámpanos. Al siguiente año debuta en la Clase A representando a su gente de Maricao. En el 1967, es reclamado por la Liga Doble A y firmado por los Maceteros de Vega Alta con quien jugó toda su carrera de sobre 14 temporadas, retirándose en el 1981. Se le reconoce por su excelente defensa de la tercera base y por ser un temido bateador de su generación. Por lo general, su nombre siempre aparece entre los líderes ofensivos de su equipo. En el 1971, se vistió de gloria aportando en grande al histórico campeonato de Vega Alta en la Liga Central (Coliceba) tanto en Puerto Rico como en Nueva York.
2. Genaro Castellanos – (Boxeo) Nace el 19 de enero de 1941. Comienza su carrera como entrenador de boxeo adiestrándose con especialistas en La Habana, Cuba y en Barranquilla, Colombia. Regresa a Puerto Rico en el 1978, para poner en práctica lo aprendido y comenzar oficialmente a entrenar boxeadores hasta el sol de hoy, contando con más de 42 años de experiencia. Desde el 1990, se distingue como entrenador del Equipo Nacional, destacándose en el Albergue Olímpico de Salinas. En el Campeonato Mundial Juvenil de 1990, celebrado en Perú, aporta para que Puerto Rico obtenga cuatro medallas en la competición, tres de bronce y el oro de Daniel (Pipino) Alicea. En el profesionalismo, su mayor logro fue guiar a su compueblano Ángel (Avispa) Chacón a convertirse en el primer campeón mundial de Vega Alta. De su gimnasio han salido varios prospectos que han sido parte del Equipo Nacional, incluyendo a la joven Ileana López Ramos, campeona nacional 2015. Con el boxeo ha representado a Vega Alta en países como, República Dominicana, Cuba, Panamá, Colombia, Venezuela, Perú, Argentina, Ecuador, Alemania y sobre 20 ciudades de los Estados Unidos.
3. Luis Manuel (Magüé) Santana – (Baloncesto) Aparte de su nombre, heredó de su padre Luis M. (Magüé) Santana, pionero del baloncesto en Vega Alta, su pasión por el deporte. Jugó 10 temporadas en el Baloncesto Superior Nacional (1964-1973), todas con los Cangrejeros de Santurce. En su carrera participó en 207 desafíos, acumulando la notable cantidad de 2,027 puntos, para un aceptable promedio por vida de 9.8 puntos por juego. En el renglón de los rebotes promedió en su carrera 3.2 por partidos al aglutinar 670 en una década. Su mejor temporada fue la del 1970 al promediar 16.5 puntos, 4.4 rebotes y 1.5 asistencias por juego. En ese torneo, teniendo a Julio Toro como compañero de equipo, atinó 347 puntos en tan solo 21 encuentros. Logra hacer historia ayudando a su quinteto de Santurce a conquistar el campeonato nacional en la temporada del 1968.
4. Jorge (Yiyo) Arroyo – (Béisbol) Nace el 21 de febrero de 1943. Debuta a los 18 años de edad en el béisbol Doble A con el conjunto de Utuado, logrando en ese torneo el subcampeonato de Puerto Rico (1961). Al siguiente año es cambiado a los Maceteros de su pueblo Vega Alta, con quienes conquista el campeonato nacional en las siguientes dos temporadas (1962 y 1963). Hace historia en el béisbol federativo en 1966, cuando recibe en calidad de receptor el primer juego sin hit, lanzado en un Carnaval de Campeones, por su compañero Wilfredo (Bey) García, en ruta al subcampeonato nacional. En el 1971, es parte de la histórica franquicia de Vega Alta en la Liga Central (Coliceba), en la doble función de coach y jugador, obteniendo el campeonato en la Isla y en Nueva York. Para esa misma liga y, luego de haber sido entrenador del equipo de Cidra en 1969, hace carrera como dirigente representando a Vega Alta, Toa Alta, Dorado y a Utuado en varias ocasiones. En el 1984, dirigiendo a los vegalteños, perteneció al staff de adiestradores del Juego de Estrellas celebrado en Cayey. Dicha gesta la repitió en el 1988, en Yabucoa, mientras en el 2004, representando a los Maceteros, dirige y gana el Juego de Estrellas efectuado en el pueblo de Fajardo.
5. Gloria Kuilan – (Promotor del Béisbol) Nace el 29 de diciembre de 1941. Para principios de la década del 1980, Gloria Kuilan, preocupada por el desarrollo en el deporte de los niños en la comunidad Fortuna de Vega Alta, echa sobre sus hombros la responsabilidad de adoptar el parque para la creación de equipos infantiles. Así nace su primer conjunto de la Liga Pampers (5 a 6 años) en el 1984, con el nombre “Los Nenes de Mamá”, en donde fungió como dirigente y apoderada. Por más de 35 años, se da a la titánica tarea de organizar las pequeñas ligas en su sector, en especial las categorías de 5-6 y 7-8 años, logrando el campeonato de Vega Alta en varias ocasiones. Algunos de sus discípulos lograron establecerse tanto en el béisbol aficionado como en el profesional, mientras otros continuaron su legado en el desarrollo de los conjuntos en capacidad de dirigentes y entrenadores. Su hazaña en el deporte fue reconocida póstumamente al ser exaltada al Salón de la Fama de la American Congress de Puerto Rico y al bautizarse con su nombre la carretera 679 Interior del sector Fortuna en Espinosa.
6. Reyes Jedan Figueroa – (Béisbol) Nació el 25 de enero de 1936. Con apenas 16 años de edad, debuta en 1952 en el béisbol Doble A con la novena de Arecibo, liderando la liga en batazos de triple mérito. Al siguiente año (1953), es firmado al profesionalismo por el equipo Batavia Clippers (Doble A) afiliado a la franquicia de los Piratas de Pittsburgh. Para el 1957, juega para dos novenas en las categorías Clase C y Clase D, mientras en el 1958, hace lo propio en la Clase B y en la Liga Profesional de Puerto Rico con los Leones de Ponce. Al siguiente año, prueba suerte en la Liga de Méjico con los Tigres Capitalinos (Doble A) y es cambiado en 1960, a los Charlotte Hornets (Clase A) afiliada a la franquicia de Washington. En dicha liga, va a jugar también para la categoría Clase D, igual que lo hace en el 1961, con un conjunto representativo de Minnesota. Reyes Jedan Figueroa, hermano del también pelotero Irmo Figueroa, jugó seis temporadas en las menores y dos en ligas extranjeras (Méjico y República Dominicana). En las menores jugó 353 partidos en los que bateó 389 hits, 42 cuadrangulares, 248 carreras empujadas, en 1,325 turnos al bate, para un sólido promedio por vida de .293 en su bateo. Luego de retirado del deporte, realizó estudios de Ingeniería Civil en la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez y trabajó como Director de Obras Públicas para el Municipio de Vega Alta.
7. Jedan Otoniel Figueroa Cabrera – (Artes Marciales) Nace el 13 de junio de 1958, como fruto del matrimonio de Lydia Cabrera y del jugador de béisbol profesional, Reyes Jedan Figueroa. Desde niño comienza su experimentación con las artes marciales, hasta encontrar en la modalidad de Jujitsu, la fuente de su pasión. Como parte de su gran legado al deporte mundial, se encuentra la creación de la disciplina marcial conocida como Jedanryu Jujitsu, la fundación en 1983 de la American Jujitsu Academy, en el 1991, de la Puerto Rico Jujitsu Association y en el 2000, la institución del Salón de la Fama del Jujitsu Internacional (International Jujitsu Hall of Fame). Como fruto de su carrera, obtiene un Doctorado Honorario del Concilio Mundial de Artes Marciales y está exaltado en más de 15 salones de la fama alrededor del mundo, entre estos, en Malasia, Inglaterra y sobre diez estados de la nación estadounidense. En varias ocasiones ha logrado el prestigioso galardón tanto de Master como de Grandmaster del Año. En su faceta educativa, ha impartido cursos en diferentes países, además de participar por varios años de cápsulas televisivas para los canales locales 4, 6 y 11, respectivamente. Aparte de sus múltiples facetas en el deporte, Figueroa Cabrera, es un excelente servidor público, que ha servido como Comisionado de la Policía Municipal de Vega Alta, así como Director del Departamento de Emergencias Médicas del Hospital Wlima Vázquez y Supervisor de Seguridad para la Corte Federal en Puerto Rico.
8. Ismael (Trucutú) Oquendo – (Béisbol) Nace en Vega Alta el 10 de mayo de 1953. Este temido bateador zurdo es considerado como uno de los mejores de su generación en el Béisbol Profesional de Puerto Rico. A la edad de 19 años es firmado al profesionalismo por la franquicia de Baltimore, con quien juega la clasificación Clase A y Doble A por los próximos cuatro torneos. Se traslada a Méjico desde el 1976 hasta el 1979, para jugar Triple A con los Saraperos de Saltillo, Algodoneros de Unión Laguna y Plataneros de Tabasco, entre otros. En 1980, regresa a los Estados Unidos a jugar dicha categoría para una organización afiliada a los Cerveceros de Milwaukee y termina su carrera en el 1984, con los Rochester Red Wings (Triple A) de Baltimore. En diez temporadas en las menores y cuatro en ligas independientes, acumuló en 448 juegos, 411 hits, 37 cuadrangulares, 235 carreras empujadas y promedio por vida de .271. Mientras tanto en Puerto Rico, jugó un total de 13 temporadas para los equipos de Santurce, Bayamón, San Juan, Caguas y Arecibo. En su primera temporada en la liga invernal (1973-74), fue galardonado como el Novato del Año. Además, lideró en cuadrangulares en el torneo de 1979-80, con un total de 9 bambinazos. En su carrera en la Isla, totalizó 1,844 turnos al bate, conectó 465 hits, 85 cuadrangulares, 312 carreras impulsadas, para promedio de .252 en su bateo.
9. Jacinto (Martillo) Camacho – (Béisbol) Nace el 5 de diciembre de 1945 en el barrio Espinosa de Vega Alta. Fue firmado a la edad de 16 años por Luis Rafael (Panamá) Vega, para jugar con los Maceteros de Vega Alta en 1963, obteniendo el campeonato nacional. Mientras jugaba Doble A para su pueblo, fue firmado como profesional por los Rojos de Cincinnati. Jugó, además, para la franquicia de los Indios de Cleveland desde 1970. En total vio acción en seis temporadas en las menores y una en Méjico, entre 1963 y 1972. Participó para los conjuntos de Tampa Tarpons (Clase A), Asheville Tourists (Doble A), Wichita Aeros (Triple A), Savannah Indians (Doble A) y Sultanes de Monterrey (Triple A). En 216 partidos en los que lanzó en las menores, ganó 42 y perdió 39 juegos, ponchando a 484 bateadores para un sólido promedio de efectividad de 3.10 en su carrera. Este excelente lanzador zurdo, en la Liga Profesional de Puerto Rico, participó en 12 temporadas con los conjuntos de los Senadores de San Juan y los Lobos de Arecibo. Además de haberle lanzado a los mejores bateadores de su generación, tiene la distinción de haber sido dirigido y haber jugado con el astro boricua Roberto Clemente en la temporada de 1970-71 con los Senadores de San Juan.
10. José (Cheo) Sevillano – (Béisbol) Nace el 19 de febrero de 1951. A la edad de 16 años es fichado por Luis Rafael (Panamá) Vega para jugar con los Maceteros de Vega Alta y ser partícipe del subcampeonato de 1966. En 1968, hace historia para la debutante franquicia de Guaynabo, al terminar como su mejor lanzador con 8 victorias y 3 derrotas, además de consagrarse al lanzar un juego sin hits al conjunto de Cidra. Su actuación llama la atención a la organización de los Bravos de Atlanta en el profesionalismo y lo firman en el 1969, mientras estudiaba en la Escuela Apolo San Antonio. Totalizó ocho temporadas jugando entre los Estados Unidos y Méjico durante el 1970 al 1978. En las menores de Estados Unidos, jugó para los equipos de Greenwood y Savannah Braves, en las categorías Clase A, Doble A y Triple A. En Méjico, participó en 1973 y 1974 con el conjunto de Jalisco, en 1977 con Durango y con Chihuahua en el 1978. En su carrera en las menores, ganó 45 partidos y perdió 31, obteniendo un promedio de efectividad de 3.72, en 178 juegos lanzados. En el Béisbol Profesional de Puerto Rico, jugó para las franquicias de Mayagüez, Arecibo y Santurce. Se enfrentó desde la lomita a algunas estrellas del deporte como Roberto Clemente, Orlando (Peruchín) Cepeda y Reggie Jackson, todos miembros del Salón de la Fama en Cooperstown.
11. Víctor M. Marchand – (Promotor del Deporte) Nace en Vega Alta el 18 de octubre de 1913. Toda su vida la dedicó al desarrollo del deporte tanto en su pueblo natal como en el resto de Puerto Rico. En el 1928, a los quince años de edad, practicaba con éxito el boxeo, pista y campo, además de jugar baloncesto para el equipo de su escuela José de Diego. Dos años después, junto al destacado periodista Carlos García de la Noceda (Manolo el Leñero), establece y juega en el primer equipo de Vega Alta en el deporte organizado: Merino (baloncesto). A principios de la década del 40’ colaboró en la fundación de varias organizaciones deportivas en su pueblo, como el béisbol Clase A, al crear el conjunto “Vega Alta Bithorn”. Se destacó en todo el país en su faceta de cronista deportivo, trabajando para el periódico El Mundo y para un sin número de emisoras radiales y televisivas. Narró béisbol, boxeo, baloncesto y Volibol, además fue el primero en narrar un juego Doble A en Vega Alta. Fue presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos y Oficial de Relaciones Públicas para los Vaqueros de Bayamón en el Baloncesto Superior Nacional. Participó de transmisiones radiales en juegos de Grandes Ligas entre los conjuntos de los Yankees y Mets de Nueva York. La cancha bajo techo de su pueblo de Vega Alta se honra en llevar su glorioso nombre.
12. Luis Rafael (Panamá) Vega – (Promotor de Béisbol) Joven de destacada habilidad deportiva, comienza su carrera jugando béisbol (Clase A) con el conjunto “Vega Alta Bithorn” y baloncesto de tercera categoría en 1946. Como parte de la iniciativa de la Administración de Parques y Recreo Públicos, de desarrollar las pequeñas ligas en 1951, este decide hacerse cargo de dicho proyecto en su pueblo. Organizó las ligas infantiles en Vega Alta mientras estudiaba Educación en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. Su afamado apodo lo adquiere cuando en el 1942, forma parte del Ejército de los Estados Unidos y es instalado en Panamá, en donde también jugó béisbol. Tuvo la iniciativa de organizar un equipo de béisbol que represente a su pueblo en la categoría Clase A. Así nace el recordado conjunto del Merino que debutaron en el 1954 y conquistaron el primer campeonato nacional para Vega Alta en el 1955. Esta hazaña la repite en la Doble A, cuando en el 1960, fungiendo como dirigente de la novena vegalteña, se coronan campeones de Puerto Rico por primera ocasión. Esta figura histórica para los Maceteros, se desempeñó además como un excelente apoderado en varias épocas de la franquicia.
13. Andrés (Pelota) Hernández Cox – (Balonmano) Atleta de habilidades naturales que practicó diferentes deportes durante su adolescencia. Participó en el novedoso deporte de balonmano con el equipo de Vega Baja, en donde toma la iniciativa de llevar una franquicia para su pueblo. Así para 1991, introdujo en Vega Alta este deporte con algunos jugadores que él entendía podían hacer el trabajo, aunque sin experiencia previa. Esa primera temporada fue una de total experimentación, ya en la segunda, se logró una sustancial mejoría. En su tercer torneo en 1993, el equipo capitaneado por Hernández Cox, logra la grandiosa gesta de conquistar el campeonato nacional. Dicha hazaña se hace histórica, al repetir el campeonato en las siguientes dos temporadas (1994 y 1995) creando así una dinastía en el balonmano en Puerto Rico. A Hernández Cox, se le considera como el mejor jugador de este deporte en la historia del país. Al obtener el premio de Mejor Goleador de la liga durante seis temporadas, además de ser invitado a participar de la Cena Olímpica en varias ocasiones. Fue capitán de la Selección Nacional, participando en cuatro Juegos Centroamericanos, en Puerto Rico 1993 (Medalla de Bronce), El Salvador 2002 (Medalla de Plata), Colombia 2006 y Mayagüez 2010. Representó al país también, en tres Juegos Panamericanos, celebrados en Argentina 1995, Canadá 1999 y República Dominicana 2003.
14. Francisco (Toco) Córdova – (Béisbol) Espigado lanzador de béisbol que comienza a destacarse a principios de la década del 40’. Representó a su pueblo al participar de la novena en la categoría Clase A, “Vega Alta Bithorn”. Este había sido parte del primer conjunto de Vega Alta en el béisbol aficionado llamado “Vega Alta Stars” en 1939. Dicho equipo participó de un frustrado torneo que no pudo terminarse y que dio pie, al establecimiento de la liga Doble A, al siguiente año. No obstante, Toco Córdova recibió una oferta de la franquicia de los Senadores de San Juan en el Béisbol Invernal de Puerto Rico. De esta forma, pasa a la historia al convertirse en el primer vegalteño en ser firmado como pelotero profesional. Así en el 1941, forma parte del cuerpo de lanzadores de los Senadores de San Juan, teniendo como compañero de equipo al estelar lanzador Hiram Bithorn, primer puertorriqueño en jugar en las Grandes Ligas. Luego se traslada a completar sus estudios en Louisiana State University (LSU), en donde además de jugar béisbol completa un bachiller en Ingeniería Civil. Formó parte también de los campeonatos consecutivos de los Maceteros en el 1962 y 1963, fungiendo como el coapoderado de la novena.
15. Héctor Flores Pantoja – (Béisbol) Talentoso lanzador que sobresalió en la liga Clase A, con la novena del Merino de Vega Alta, quienes se coronaron campeones de Puerto Rico en el 1955. Luego es firmado y juega en la Doble A con el equipo de Camuy Arenas. Al fundarse la franquicia de su pueblo en 1958, este pasa a lanzar para Vega Alta durante las siguientes dos temporadas. Continúa con el conjunto en el 1960, pero en calidad de adiestrador (“coach”). Ese año los Maceteros se coronan campeones nacionales y repiten la hazaña en el 1962. En vías de coronarse nuevamente en el 1963, cuando jugaban el Carnaval de Campeones contra Ponce, Flores Pantoja, sufrió un lamentable quebranto de salud que le costó la vida. Al siguiente juego en Vega Alta, se hace un homenaje al retirar el número 13 que este lucía en su uniforme. En ese mismo juego, los vegalteños se proclaman campeones y extienden la celebración hasta el campo santo en honor a Flores Pantoja. Actualmente, el Parque Pasivo de Vega Alta, ubicado donde se encontraba el antiguo parque de béisbol, lleva su nombre como reconocimiento póstumo.
16. Mario (Mayón) Miranda – (Béisbol) Nace el 3 de febrero de 1935. En su adolescencia representó a Vega Alta al participar del equipo de baloncesto de tercera categoría en el 1946. Formó parte de la directiva del Club Deportivo Vegalteño fundado en el 1956. Para la fecha demostró su valía como jugador de béisbol defendiendo los colores del equipo Doble A de Vega Baja desde el 1954. En el 1958, cuando debuta la franquicia de Vega Alta, es cedido para jugar con su pueblo, conectando el hit de oro de ese juego inaugural para darle el primer triunfo a esta histórica novena. Ese mismo año fue reclutado por el Ejército de los Estados Unidos, en donde también jugó béisbol para la Primera División Artillera en Corea en el 1959. Regresa a tiempo en el 1960, para formar parte del primer campeonato nacional de Vega Alta y obtener en Nueva York la Copa Schaeffer contra las Ligas Hispanas. Al retirarse como jugador se mantiene asesorando a su novena de quien se convierte en apoderado en los torneos de 1974 y 1975. Dirigió a los equipos de Río Piedras y Humacao en la Doble A, además, fungió como ejecutivo administrativo de los Cangrejeros de Santurce en el béisbol profesional en la temporada 1970-71.
17. Juan Rivera Rodríguez – (Lucha Profesional) – La práctica y enseñanza de las artes marciales le abrió el camino para desarrollarse en la mundialmente conocida Lucha Profesional. Puerto Rico para mediados de la década del 80’, era una de las plazas más importantes de este entretenimiento deportivo, conocido también como Lucha Libre. Comienza a darse a conocer nacionalmente con el personaje del “Karateka Ninja, TNT”, hasta convertirse en la máxima figura de este deporte en la Isla, para principios de los 90’. Este obtiene el máximo galardón de la empresa puertorriqueña Capitol Sport Promotions, en una lucha ante el legendario Carlos Colón celebrada en el Estadio Hiram Bithorn ante más de 40,000 espectadores. Luego de sobresalir en su patria, hace lo propio en las plazas de mayor trascendencia para la época, entiéndase, Méjico, Japón y los Estados Unidos. Obtiene fama internacional y recorre el mundo, al trabajar varios años para la compañía WWF, considerada la más prestigiosa del planeta. Con su personaje de “Savio Vega”, inspirado en su pueblo de Vega Alta, participa del evento “Wrestlemania” visto por millones de televidentes alrededor del mundo. Es Rivera Rodríguez, un verdadero ejemplo de superación y persistencia.
18. Luis Antonio (Güisin) Miranda – (Promotor de Béisbol) Nace el 30 de enero de 1930. Participa del equipo de Vega Alta de tercera categoría de baloncesto en el 1946. Se desenvuelve como lanzador de béisbol en la clasificación Clase A durante la década del 50’. Forma parte del equipo Merino de Vega Alta que en el 1955 se proclaman campeones de Puerto Rico. Esto lo motiva para crear una franquicia en la Doble A, junto a otros vegalteños, siendo el tesorero de la junta directiva de ese primer equipo de los Maceteros en el 1958. Es parte esencial del primer campeonato de Vega Alta en el 1960, ya que fungía como el coapoderado de la novena. Además, se encargaba de negociar algunos contratos y hasta servía de chofer para los jugadores que vivían fuera de Vega Alta. Su colaboración con los Maceteros se extendió por varias décadas en calidad de auspiciador de esta histórica novena. Fuera del béisbol, fue un exitoso comerciante y candidato alcalde de Vega Alta en 1976 por el Partido Independentista Puertorriqueño.
19. Julio Francisco (Papo) Dávila- (Béisbol) Debuta con los Maceteros de Vega Alta en 1962, obteniendo el campeonato nacional en su primer año. Repite la hazaña en la siguiente temporada de 1963, desempeñándose como guardabosque y lanzador. Este consistente bateador es cambiado al equipo de Aibonito en 1966, para facilitar sus estudios en leyes de la Universidad Católica en Ponce. Con los Polluelos, gana su tercer campeonato en la Doble A, al vencer a los Maceteros de su pueblo natal. Fue invitado a una prueba de talentos por la organización de los Piratas de Pittsburgh con la intención de firmar al profesionalismo. En 1970, tiene la iniciativa y se convierte en el portavoz ante la Federación, para crear la Asociación de Peloteros Aficionados. Fuera de los deportes, fue candidato alcalde de Vega Alta en 1980, representando al Partido Nuevo Progresista. En la actualidad, el nuevo parque de béisbol y hogar de los Maceteros, se engalana con su nombre como un homenaje perpetuo de su pueblo.
20. Félix (Felo) Matta – (Promotor de Béisbol) Nace el 18 de julio de 1954. Con apenas 15 años de edad el equipo de Coamo en el béisbol Doble A, se interesa en sus servicios. Sin embargo, firma con los Maceteros de su pueblo en el 1970, teniendo poca participación de juego. A la siguiente temporada decide firmar con los Montañeses de Utuado con quienes se establece de 1971 a 1976. Regresa a Vega Alta durante los siguientes tres torneos y se retira por complicaciones de salud en 1980, representando al conjunto de Camuy. Felo Matta es un reconocido dirigente de pequeñas ligas, función que comenzó a desempeñar desde 1971 al presente. Al comenzar la faena en las ligas infantiles, era al mismo tiempo, un pelotero regular en la Doble A, siendo de los pocos sino el único en realizar dicha gesta. Durante casi cincuenta años, ha dirigido niños de los barrios Sabana Hoyos, Ponderosa, Monterey y Pueblo, además, de hacer lo propio en Vega Baja y Dorado. Con el equipo de Ponderosa gana los campeonatos de Puerto Rico en el 1988, 1990, 1992 y 1993. En 1990, logra con niños de 7 y 8 años, junto al también vegalteño José (Cholo) Camacho, ganar el campeonato mundial de manera invicta en torneo celebrado en Atlanta. Dirige, además, en la liga Clase A y funge como coach de los Maceteros (1998) y Guardianes de Dorado (2017-19) en la Doble A. Su mayor contribución al béisbol es haber desarrollado peloteros que han jugado como aficionados, profesionales y hasta en las Grandes Ligas.
21. Luis Mario Zambrana – (Promotor de Béisbol) Reconocido comerciante nacido en Vega Alta el 10 de noviembre de 1935. Como gran fanático de los Maceteros, fue testigo de los años de campeonatos de la novena a principio de los 60’. Esto lo motiva a entrar de lleno al deporte en calidad de administrador o apoderado. Por eso al debutar la Liga Central en 1967, conocida también como Coliceba o Triple A, se encarga de crear una franquicia que represente los colores de Vega Alta. En su carta temporada de 1970-1971, logra que su equipo se vista de gloria al completar la gesta de obtener el título de la Sección Norte, luego coronarse en Puerto Rico y más adelante, cerrar con broche de oro con el campeonato en la ciudad de Nueva York. Por complicaciones en su salud, no puede continuar al mando de uno de los mejores conjuntos que ha pasado en la historia de la Coliceba, pero el recuerdo de esta hazaña deportiva vivirá perennemente en el corazón de su pueblo.
22. José (Jochy) Pérez – (Béisbol) Legendario jugador del Béisbol Aficionado de Puerto Rico. Nace el 1 de febrero de 1972. Debuta con los Maceteros de su pueblo en 1991 y se mantiene por trece temporadas consecutivas. En el 2004 es firmado por el Camuy Arenas y se convirtió en su líder ofensivo, ayudándolos a ser semifinalistas por primera vez en su historia. Luego pasa a la franquicia de San Sebastián en el 2008, con quiénes en el siguiente torneo, logra el subcampeonato de Puerto Rico fungiendo como jugador y dirigente. Después de su exitosa estadía en el Pepino, representó a los pueblos de Las Piedras, Lajas, Maunabo y San Lorenzo, antes de regresar a su Vega Alta. En el 2016, durante su último año con los Maceteros, se convirtió en el primer vegalteño en arribar a los 500 hits en su brillante carrera. Se retira recientemente al participar como dirigente y jugador con los Guardianes de Dorado. En 29 temporadas jugadas, finalizó con 555 indiscutibles y un sólido promedio de bateo de .300. Participó, además, con el Equipo Nacional entre 1995 al 2005, viendo acción en los Juegos Centroamericanos de 1998 en Venezuela y ganando la histórica medalla de oro en San Salvador con cuadrangular de su compañero de equipo en Vega Alta, Luis Rosario.
23. Alejo Molina – (Béisbol) Este vegalteño de corazón es considerado como uno de los mejores jugadores de su generación. La gran mayoría de su carrera jugó representando a los Montañeses de Utuado en dónde se le considera como un hijo más. Debuta en 1958, con la franquicia utuadeña y permanece por más de una década. Molina, legendario patrullero central, ayudó de gran manera a su equipo a lograr el subcampeonato de Puerto Rico en el 1961. Su mejor promedio ofensivo lo obtuvo en 1964 al totalizar .389. Se destacó en los batazos de largo metraje y, por consiguiente, en las bases recibidas, así como las empujadas. En 1966, lideró la Doble A en Bases por Bolas con un total de 32 recibidas. Representando al pueblo de Bayamón volvió a liderar la liga, esta vez en el renglón de los cuadrangulares con un total de 8 bambinazos. Con su retiro recibe a manera de homenaje el “Día de Alejo Molina” en el parque de Utuado, al estos recibir a los Maceteros de Vega Alta de visita. Esto da pie para que se establezca la “Copa Alejo Molina” un pequeño torneo entre ambas franquicias que sirve para honrar la memoria de este inmortal del béisbol puertorriqueño.   

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*