Los medios corporativos te han hecho creer que son imparciales, pero realmente no lo son. Todos los medios tienen una línea editorial. Estos resaltan u ocultan las noticias siguiendo sus intereses políticos y principalmente económicos. Para hacerte creer que son neutrales, no asumen posturas categóricas ni institucionales. Si no les conviene, no lo publican. Y si les reclamas, simplemente expresan: «Esto es un negocio.»

Lo entendemos. Su negocio es la información y no necesariamente la verdad. Su negocio, es mercadear con la pobreza y las miserias humanas. Por eso promocionan las ayudas brindadas a los necesitados. Porque no hay otra intención que no sea las relaciones públicas. ¿Cuál es la diferencia? Critican a los políticos porque ventilan sus ayudas para pescar votos, y los medios corporativos promocionan sus aportaciones para subir su rating. Además de manipular la información para proyectar una realidad que no existe. No es justo, pero genera números en las encuestas. 

Los medios corporativos quieren que tú creas que son imparciales, pero realmente no lo son…

…Y nosotros tampoco:

En Radio Acromática, estamos totalmente parcializados con la utilización responsable de los Recursos Naturales y la protección del ambiente. Totalmente parcializados en contra de la violencia hacia las mujeres, el maltrato contra ancianos y niños, la trata y explotación humana. Rechazamos cualquier tipo de discrimen por ideas políticas y religiosas, por nacionalidad, raza, en contra de los homosexuales o cualquier otro sector de la sociedad. 

Creemos y respetamos la libertad de culto, pero, sobre todo, defendemos la libertad de conciencia en cada ser humano. Despreciamos cualquier tipo de opresión y esclavitud, por eso no nos escondemos para denunciar a los Estados Unidos y su dominio imperialista contra los puertorriqueños manteniendo nuestro país bajo un indigno régimen colonial.

Rechazamos a los socialistas hipócritas que socializan la carencia mientras viven en la opulencia. De igual forma, repudiamos al capitalismo salvaje que hace a los pobres más pobres y a los ricos más ricos. 

Hacemos periodismo. No obstante, ante los grandes retos de la humanidad, consideramos que la imparcialidad es sinónimo de indiferencia y complicidad, pues el periodismo también debe tener un propósito o una justa causa más allá de tratar la informacion como mera mercancía. El periodismo cuanto menos debe ser denuncia. 

Somos de paz y no promovemos la violencia, pero le hacemos la guerra a las injusticias, porque en ella se manifiesta la peor y más cruel de todas las violencias. El que se aleja de la Verdad, se aleja de la Justicia. El que se aleja de la Justicia, se aleja de la Verdad. Podríamos parecerte radicales y hasta utópicos, pero viviremos y moriremos intentándolo. Nuestra postura es muy clara…. la Justicia no puede ser negociable. Aunque vaya en contra nuestra. 

Jesús Rodríguez García